Aumentan implantes capilares en hombres jóvenes

Hacerse un tratamiento pelo por pelo dejó de ser un tabú para las nuevas generaciones.  

Los 30 años son una edad crítica para muchos hombres. En especial por un tema que nunca pasa desapercibido “los comentarios sobre el inicio de un proceso de calvicie”. Pero ellos no dudan en enfrentar el problema: hacerse un tratamiento “pelo por pelo” dejó de ser un tabú entre las nuevas generaciones.

Vale preguntarse por qué bajó la edad de los pacientes. ¿El pelo se cae desde antes? ¿O los jóvenes de hoy le perdieron el miedo al quirófano?

“No se evidencia mayor incidencia en edad más temprana. Los pacientes jóvenes consultan con más frecuencia, pero no porque tengan más alopecia que sus padres, sino por una preocupación mayor«, responde a Clarín Oscar Marinacci, especialista en implante capilar y secretario general de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SACPER).

En una década -de 2009 a 2019- creció un 45% la búsqueda de asesoramiento y un 37% el inicio de tratamientos en esa franja etaria. 

La mayoría de los pacientes tienen alopecia androgénica, que es hereditaria. El tipo de tratamiento o cirugía depende de una evaluación médica inicial.

Compartir: